martes, 2 de octubre de 2012

Filtraciones en terraza

Se trata de la vivienda de un familiar, donde se vienen produciendo filtraciones de agua de lluvia procedentes de la parte superior, donde están la terraza y la piscina, hacia el interior, manifestándose en los techos de dormitorios y pasillo. Sólo se produce en épocas de lluvias, por lo que se descarta una fuga en la lámina de la piscina.

Hay dos partes diferenciadas: 
  • Dormitorio debajo de la terraza 


  • Dormitorio debajo de la piscina


Por la distancia entre ambas goteras sus orígenes deben ser distintos.

En el primer caso la zona superior corresponde a la parte de pavimento elevado sobre muros de ladrillo. 
No siempre el origen está en la misma vertical de la filtración, hay veces que el agua entra por una parte y aparece por otra distinta. Pero hay que empezar por lo más lógico, lo que hay encima.


Hay que levantar las baldosas para acceder a la impermeabilización. Una vez realizado aparecen dos posibles puntos de filtración: dos pilastras tienen en su contorno tela asfáltica, cuando la tela debía pasar por debajo.



Para comprenderlo mejor hay que ir al dibujo



En la imagen de la izquierda el orden de ejecución ha sido el siguiente: mortero de pendiente, tela asfáltica, mortero de protección, muro de ladrillo y baldosas. De tal forma que el agua que penetra entre las baldosas caerá en el mortero de protección y lo conducirá hacia el desagüe. El agua que penetre en el ladrillo o en el mortero, acabará en la impermeabilización y se evaporará o será evacuado por el desagüe.

En la imagen de la derecha el agua que penetre en el ladrillo puede llegar hasta la estructura, si la cantidad es suficiente, y finalmente aparecer en el techo de la planta inferior. La sequía de los últimos años ha hecho que este problema no haya aparecido anteriormente.

Para comprobarlo se procede a verter agua con una manguera sobre las pilastras 
 


Al cabo de varias horas, la presencia de humedad reciente en el techo del dormitorio, confirma el punto de entrada del agua. Se comprueba que  coinciden en la vertical la pilastra y la mancha de humedad.

La solución será impermeabilizar las pilastras, forrarlas con tela asfáltica, solapando con la impermeabilización que aparece en el contorno.


En el segundo caso, la filtración no puede ser debida a un fallo en la lámina impermeable de la piscina, pues en este caso la presencia de humedad en el techo del dormitorio sería continua cuando estuviera llena de agua. Por tanto, debe producirse a través del habitáculo de la depuradora, que está adosado al muro de la piscina.


 

 
El agua de lluvia atraviesa la tarima sintética, por las aberturas entre sus piezas, y llega al mortero de protección, que a través de su superficie con pendiente la dirigirá hasta el desagüe.

Pero de alguna manera tiene que llegar a infiltrarse por debajo de la lámina de PVC de la piscina y el único punto posible es el desagüe de la piscina que se encuentra en el muro. Ahí se percibe una posible dificultad en la aplicación de la impermeabilización alrededor del tubo. Es el lugar donde hay que buscar.

 

Efectivamente al picar el mortero y descubrir la tela aparece humedad debajo y también se puede apreciar la dificultad para colocar la tela debajo del tubo. Siguiendo con los trabajos se confirma que por debajo del tubo se filtra el agua a la piscina.

Se soluciona rebajando la capa de mortero para que la impermeabilización se pueda efectuar mejor.

Para finalizar, es interesante recordar que las filtraciones duraron alrededor de 2 años desde la entrega de la vivienda y no se solucionaron de manera satisfactoria, hasta que los propietarios decidieron ponerse serios y comenzaron a requerir por escrito a la empresa constructora. Si la empresa no hubiera reaccionado efectuando las reparaciones pertinentes, las comunicaciones habrían servido como documentos para presentar una demanda judicial. Al ser defectos de ejecución que afectan a la habitabilidad se encuentran cubiertos por la garantía de 3 años que establece la LOE.

2 comentarios:

  1. Una explicación muy interesante y didáctica. No podía imaginar tanta complejidad de obra para una simple gotera. Esta claro que lo mejor para solucionar problemas de albañileria (como cualquier otra cuestión como fontaneria, electricidad, pintura, carpintería, etc) lo mejor es contratar a un buen profesional.

    ResponderEliminar
  2. enhorabuena Ramón. Por el blog. Por tu trabajo. Es un gusto ver cómo documentas esta entrada y los dibujos tan buenos y tan encantadores. Nos vemos en el feisbu, lince.
    IsidOro

    ResponderEliminar